El famoso pero gran desconocido “habeas corpus”

El famoso pero gran desconocido “habeas corpus”

No paramos de encontrarnos con casos cuanto menos curiosos de detenciones en las que la persona que está siendo detenida vocifera “habeas corpus” como si se tratase de una especie de hechizo a invocar para impedir así que te detengan. Todo ello deja buena muestra de que no queda claro qué es y en qué casos procede el habeas corpus. Hoy vamos a intentar explicar qué es de una manera sencilla.

Por Celia Talavera Medina
Gestora Procesal y Administrativa y miembro del Consejo Editorial de Brújula Legal.

 

El artículo 17 de la CE recoge como derecho fundamental la libertad individual y deja claro que nadie puede ser privado de libertad fuera de los casos y con los requisitos establecidos legalmente. Pues bien, el habeas corpus – que significa haber el cuerpo- es un mecanismo de protección de este derecho fundamental, garantizando la inmediata puesta a disposición judicial -es decir, que te lleven a presencia de un juez- de toda persona detenida cuando dicha detención pueda no ser ajustada a derecho.

¿Dónde se regula?

En la Ley Orgánica 6/1984, de 24 de mayo, dando así cumplimiento al artículo 17.4 de la CE.

¿Cuándo es una persona detenida ilegalmente?

1. Cuando sea detenida fuera de los supuestos legales o sin haberse cumplido las formalidades o requisitos exigidos por ley. Esto sucede, por ejemplo, si te detienen por algo que no es delito sino infracción administrativa. Imaginemos que das positivo en un control de alcohol con una tasa de 0,4 mg/aire, teniendo en cuenta que el delito es a partir de 0.6 miligramos/aire, si te detienen dicha detención sería ilegal.

2. Cuando estén ilícitamente internadas en cualquier lugar distinto del que legalmente se prevé a estos fines. Por ejemplo, en los casos en los que la custodia del detenido en vez de en los calabozos o en dependencia policial se haga en residencia de un particular, en un trastero, en una nave de aperos, etc.

3. Las que estén detenidas por un plazo superior al que establece la ley. Siendo este plazo, salvo excepciones para delitos concretos, de 72 horas.

4. Las privadas de libertad a quienes no les sean respetados los derechos que tiene todo detenido. Por ejemplo, si no te informan de los motivos por los que te han detenido o si te toman declaración sin la presencia de tu abogado.

¿Quién lo puede solicitar?

El propio detenido o los familiares que indica el texto legal, el Ministerio Fiscal, Defensor del Pueblo mediante escrito o por simple comparecencia, sin necesidad de abogado ni procurador. También lo puede incoar el Juez competente de oficio.

¿Ante quién solicito el habeas corpus?

Ante el Juez de Instrucción del lugar donde esté el detenido o, en caso de no constar, el del lugar donde se realizó la detención, y si tampoco se tiene constancia, el del lugar donde se tengan las últimas noticias de su paradero. En su ámbito, será competente el Juez Central de Instrucción o el Togado Militar de Instrucción.

Admisión a trámite

El juez de instrucción valorará el cumplimiento de los requisitos para tramitar la petición y, dando traslado al Ministerio fiscal, dictará Auto por el que acordará la incoación o denegar la petición. No cabe recurso, pero ha de tenerse en cuenta la posible vulneración de derechos fundamentales a los efectos de posible tutela constitucional.

¿Qué requisitos formales ha de contener la petición para que se admita?

1) El nombre y circunstancias personales del solicitante y de la persona para la que se solicita el habeas corpus.

2) El lugar en que esté el detenido y la autoridad o persona, bajo cuya custodia se encuentre, si fueren conocidos, y todas aquellas circunstancias que pudieran resultar relevantes.

3) El motivo concreto por el que se solicita el habeas corpus, que debe encuadrarse en alguno de los cuatro motivos anteriormente expuestos.

Una vez admitida: audiencia de las partes y principio de celeridad.

Si acuerda la incoación, oirá al detenido, representante legal o su abogado, al Ministerio Fiscal y a la autoridad o persona que haya practicado la detención y siempre a la persona o autoridad bajo cuya custodia se halle, por separado; también podrá acordar la práctica de prueba, todo ello en un plazo de 24 horas. Es conveniente resaltar la importancia del cumplimiento estricto de este plazo, puesto que de otra manera, como ha manifestado el Tribunal Constitucional, el habeas corpus perdería su eficacia.

Posibles resultados del habeas corpus

El juez resolverá mediante auto y si en el mismo se resuelve que la detención es ilegal acordará, o bien la inmediata puesta en libertad si fue detenido ilegalmente, o la inmediata puesta a disposición judicial si ha estado detenido por más tiempo del previsto legalmente, o finalmente la continuación de la privación de libertad, pero conforme a lo dispuesto legalmente, en su caso cambiando de lugar o de personas bajo cuya custodie continúe la privación de libertad.

¿Cuál es el objeto del habeas corpus y qué pasa con la posible comisión de delitos con ocasión de la privación de libertad?

Este procedimiento sólo tiene por objeto resolver si la privación de libertad es ajustada a Derecho o no, dejando a un lado los posibles motivos por los que se ha detenido a la persona.

¿Pero, qué pasa cuando la detención se ha producido, por ejemplo, a causa de una denuncia falsa?

Se deducirá, en su caso, testimonio para la persecución de los posibles delitos que se hayan podido cometer como el caso, efectivamente, de que se simule delito, se presente denuncia falsa o que se haya cometido detención ilegal.

¿A quién se imponen las costas?

Las costas serán a cargo del solicitante en caso de mala fe o temeridad, quedando la delimitación de tales conceptos a discreción del instructor, pero podría entenderse, por ejemplo, en casos de peticiones manifiestamente mal fundadas o que tengan por objeto la dilación del procedimiento, siendo de oficio en los restantes casos.

¿Cuál es la posición del Tribunal Constitucional como garante de los derechos fundamentales ante las reiteradas inadmisiones de solicitudes de habeas corpus?

El Tribunal Constitucional en Sentencia 73/2021, de 18 de marzo de 2021 se ha pronunciado sobre la práctica más que habitual de denegar habeas corpus porque “la petición carezca de fundamento o la detención esté bien hecha” y ha manifestado que la inadmisión por Auto por un motivo de fondo vulnera el derecho fundamental a la libertad personal y la tutela judicial efectiva. Es decir, la función del instructor en el primero de los Autos debe ser la de comprobar que la solicitud cumple con los requisitos que antes hemos expuesto para su admisión a trámite recogidos en el artículo 4 de la LO y no el de si la detención es legal o no, cuestión que sólo se debe dilucidar después de oír a las partes y al Ministerio Fiscal.

Por tanto, sólo se podría inadmitir cuando no haya ninguna detención que no haya sido acordada judicialmente o cuando se incumplan los requisitos formales, aunque en la práctica siguen inadmitiéndose sistemáticamente en contra de la reiterada jurisprudencia, posibilitando con ello que se pueda solicitar amparo ante el Tribunal Constitucional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *